Páginas

miércoles, 6 de agosto de 2014

Álbum personalizado como regalo de boda. Un regalo perfecto.

¡Buenos días!

¿Qué tal el verano? ¿Estáis de vacaciones? ¿Ya habéis vuelto?
Las mías fueron en julio y allí aproveché para recoger algunas piedras, como hago todos los años.

Pero hoy quería dejaros imágenes de un encargo que me hicieron mis amigos Cristina y Valentín.

Fran y María se casaron en abril, pero por unos motivos y otros aún no tenían un álbum con fotografías del día de su boda. Así que Cristina y Valentín decidieron revelar varias fotografías, hacer una selección y reunirlas en un álbum  personalizado donde quedaran recogidos los emotivos momentos de SU día.

Todo un reto teniendo en cuenta que mi experiencia en encuadernación es corta. Pero la verdad, que me apetecía mucho afrontarlo y disfrutar haciéndolo, porque cuando conoces a las destinatarios del encargo, siempre significa mucho más. El trabajo es... más personal.

Así que, manos a la obra, nos fuimos Cristina y yo a escoger papeles. Todos los papeles esparcidos por la mesa hasta que dimos con varios que coordinaran entre sí y con las fotografías.


Papeles estampados de 1 cara y hoja de mensajes.


La imagen global tenía que ser sencilla. Las imágenes tenían mucha fuerza, ya que tenían un colorido muy intenso y había que jugar con tonos acordes a los de las fotografías pero dejando bastante libre el fondo blanco para que diera luz y destacara la fotografía en sí.

Rápidamente empecé a construir las tapas con las que tuve mis problemas porque elegí un cartón demasiado grueso que no cabía en ninguna perforadora (momento de estrés con mis tapas en mano recorriendo Valladolid para recibir sólo noes), las cuales hubo que repetir con la ayuda de Roberto, mil gracias. 

Portada del álbum.


Las páginas las hice con una cartulina estriada con algo más de gramaje que la cartulina convencional para que fueran un poco más rígidas. Las envejecí suavemente los bordes para eliminar la pureza del blanco y después, a pensar en la composición de las fotografías y los detalles: las formas que iba a a dar a los papeles, los mensajes, y los motivos de los aviones y alusiones al aire, por ejemplo, que fueron una idea acertada teniendo en cuenta que Fran es Sargento del Ejército del Aire. 














Para terminar, me pareció muy oportuno construir un sobre con los varios de los papeles para introducir el mensaje que Valentín escribió para los novios y que supuso uno de los momentos más emotivos del acto (según me han contado).


Sobre personalizado para el discurso.


Y éstos son algunos detalles ampliados de las páginas.



Espero que os haya gustado y que os animéis a regalar álbumes como éste. Siempre se acierta, os lo aseguro. Es muy personal y emotivo para las personas que lo reciben.

¡Feliz día!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...
Blogging tips